¿Quieres ver como era tu web favorita hace años? ¡Te la enseño!

Si eres un nostálgico y te gusta ver el aspecto que tenía tu web hace tiempo, la herramienta ”Way-back machine” es tu solución.

La ”Way-back machine” o también llamada “Cápsula del Tiempo” nos retrocede en la historia de la web que escojas para mostrarla tal y como era en aquel entonces, hasta puedes navegar por ella!…. Lo que hace la Cápsula del Tiempo es que periódicamente graba snapshots de las webs de Internet en sus servidores para que podamos acceder a ellas de manera gratuita y fácil cuando queramos.

Si lo que queréis es comprobar cualquier web, aquí os paso el link directo a donde verlas: http://archive.org/web/web.php

Consejos para aumentar tu productividad personal hasta en un 200%

La productividad personal no se obtiene por caso. La productividad es el resultado del deseo por excelencia, de la planificación inteligente y del trabajo bien hecho”. Con estas palabras, el emprendedor y uno de los padres de las teorías de desarrollo personal, Paul J. Meyer, define la productividad personal. Y yo, sinceramente, no podría estar más de acuerdo.

Considero que la productividad personal no es una característica innata en las personas, sino un hábito que se adquiere con el tiempo si se entrena adecuadamente.

Si usted es un emprendedor o desea convertirse en ello, necesita aumentar al máximo su productividad personal. Necesita entrenarse al máximo para aprovechar, del mejor modo posible, cada uno de los minutos de su jornada. Esto no significa obviamente que tenga que pasarse el día trabajando, y esta es precisamente una de las ventajas de ser emprendedor, la gestión del tiempo es más flexible y no tienen que fichar en el trabajo, por así decirlo. Pero por otra parte, sobre todo al principio, para ser un emprendedor de éxito es necesario dedicar muchas horas a la construcción del propio negocio, del proprio proyecto, del propio sueño. Las horas que dedique a él, dedíquelas al 100 %. Consciente durante cada segundo de qué es lo que está haciendo y por qué lo está haciendo.

Quizás le parezca algo atrevido lo que le voy a decir, e incluso puede que no esté de acuerdo conmigo, lo cuál respeto al máximo por supuesto, pero creo que para ser un emprendedor productivo es necesario tomarse lo profesional como algo personal.

¿Cómo aumentar su productividad personal como emprendedor?

 

No sé si, como a mí, le ha ocurrido alguna vez aquello de tener un millón de cosas que hacer y, aún teniendo todo el día libre llegar a hora de cenar y no haber hecho ni la mitad. Y entonces la pregunta, ¿ya son las 9?, pero ¿cómo es posible? ¿si todavía no he hecho nada? ¿se me ha pasado el tiempo volando?

Todos tenemos este tipo de días en los que nuestra productividad y capacidad de concentración quizás no estén muy en forma. No hay ningún problema y es natural que ocurra. Pero este tipo de jornadas han de ser necesariamente una excepción, no pueden convertirse en una rutina, de lo contrario usted nunca se convertirá en un emprendedor de éxito ni su negocio será realmente rentable.

Al contrario de lo que muchos creen, ser más productivo no significa trabajar más sino ser capaces de saber qué es lo realmente esencial y hacerlo en el menor tiempo posible. ¿Está de acuerdo con esta definición?

A continuación me gustaría compartir con usted hasta 14 consejos útiles y prácticos que le ayudarán a aumentar exponencialmente su productividad para convertirse en un emprendedor realmente eficaz.

14 tips incontestables para aumentar su productividad personal

  1. Sea ordenado y adecue su entorno

No es posible ser productivo ni aprovechar el tiempo si cada vez que necesita un documento o un objeto determinado tarda 20 minutos en encontrarlo. El hecho de tener y mantener un orden en el lugar de trabajo le ayudará a no perder tiempo. Si me permite un consejo más, creo que el lugar de trabajo ideal para ser más productivo es el más sencillo y minimalista posible, para evitar al máximo cualquier tipo de distracción.

Otro aspecto relacionado con este punto que me gustaría destacar es la necesidad que en ocasiones tenemos los emprendedores de trabajar desde casa. Si usted, parte del tiempo o incluso siempre, tiene que trabajar desde su propia casa, le sugiero encarecidamente que elija un espacio específico para trabajar y lo utilice exclusivamente para ello, de lo contrario podría tener dificultades para concentrarse.

  1. Organice su tiempo y fije metas diarias.

organizar el tiempo para aumentar la productividadUno de los principales secretos para aumentar la productividad personal es utilizar una agenda, organizar y repartir las tareas durante el día y fijar metas realistas cada día. Por una parte, el uso de una agenda le permitirá aprovechar mucho mejor su tiempo y, por la otra, el hecho de definir pequeñas metas cada día, aunque usted tenga un objetivo a largo plazo, le ayudará a avanzar mucho más diariamente hacia su objetivo final.

  1. Identifique sus momentos productivos

Todas las personas no somos iguales y la capacidad de concentración que tenemos es diferente a lo largo del día. Por ejemplo, yo suelo ser mucho más productivo por las mañanas, pero conozco a muchas personas que se concentran mejor por la noche cuando todo está en silencio o al final de la tarde. ¿Cuándo es usted más productivo? ¿Ha identificado ya las horas del día en las que se concentra mejor o en las que más le gusta trabajar?

Es importante que lo haga para programar las tareas que más empeño le requieren durante estas horas.

  1. No aplace tareas difíciles

Cuando se tienen muchas cosas que hacer, en ocasiones, se cae en la tentación de hacer primero lo que más nos gusta, lo que menos cuesta o lo más fácil. Este es un comportamiento que va en contra de la propia productividad personal, tenga en cuenta que a medida que vaya trabajando o haciendo cosas, su cansancio aumenta y el trabajo se irá complicando. ¿No le parece mucho más sencillo hacer antes aquello que menos le gusta? De este modo, no sólo “se lo habrá quitado de encima”, permítame la expresión, sino que además el resto de tareas le resultarán mucho más simples.

  1. Evite las distracciones

Uno de los principales retos de trabajar con Internet es el de no sucumbir a la gran cantidad de distracciones que la red nos presenta. Es decir, utilizar las redes sociales únicamente con motivos profesionales, no ir a buscar información que no esté relacionada con sus obligaciones, etc… este es el mismo problema que puede planteársele si usted trabaja desde casa: televisión, tareas del hogar, frigorífico, etc.

Evitar las distracciones cuando se está trabajando es esencial para ser más productivo. Además, requiere de una gran fuerza de voluntad. ¿Usted la tiene?

Le sugiero que establezca un horario preciso para consultar las redes sociales y que no lo haga fuera de ese horario. Si las cosas se ponen difíciles, coja su ordenador y vaya a una biblioteca o a otro lugar silencioso y neutro que le permita trabajar.

  1. Haga algo de ejercicio físico

El ejercicio físico, de forma moderada y regular, le ayudará a despejarse y a mejorar su capacidad de concentración. Es mucho más fácil emprender un trabajo después de haber practicado algo de actividad física.

  1. Duerma lo suficiente

La capacidad de trabajo que tenemos las personas tiene un límite. También usted lo tiene, así que forzarlo no le va a ayudar a hacer más cosas. Si es que hablamos de hacer las cosas bien.

Dormir lo suficiente le garantiza una regeneración adecuada que le permitirá recuperar fuerzas y capacidad de concentración para aumentar su productividad personal.

  1. Reserve cada día algo de tiempo para usted

Una persona productiva es una persona que cada día dedica, aunque sean pocos minutos, a sí misma. A pensar en cómo ha ido la jornada, a hacer algo que le gusta o simplemente a relajarse sin pensar en nada. Tomarse 10 minutos libres de obligaciones, compromisos y trabajo no es una pérdida de tiempo, al contrario, es necesario para mantener el equilibrio y el focus en sus propios objetivos.

  1. Aprenda a delegar

Aprender a delegarCreo que este es uno de los principales problemas de los nuevos emprendedores. Piensan, o pensamos, que las cosas solo se hacen bien cuando las hacemos nosotros y, de este modo, ¿qué es lo que conseguimos? No acabar ni una de ellas y obtener resultados mediocres.

Es importante aprender a delegar y a confiar en otras personas. La colaboración, en ocasiones, es importante para aumentar la productividad personal y, por otra parte, no tiene nada que ver con ser más o menos responsables. Usted estará simplemente delegando una tarea. Siempre que sea posible, hágalo.

  1. Aprenda a decir NO.

No. Un vocablo sencillo que en ocasiones no conseguimos pronunciar. Un simple “No” en ocasiones es el instrumento más eficaz para aumentar su productividad personal. Diga no a otras personas cuando esté trabajando, cuando esté concentrado en un objetivo o cuando lo que le están pidiendo no es realmente importante. Lo hará cuando acabe lo que está haciendo. Si pone siempre a los demás como prioridad, jamás conseguirá acabar nada.

  1. No tenga miedo de tomar decisiones

no tema a tomar decisionesTomar decisiones, sobre todo cuando se trata de una decisión de futuro o con consecuencias importantes en su vida, no es sencillo. Pero normalmente, si usted no lo hace, alguien lo hará por usted. Esto no le conviene, créame, nadie va a defender mejor sus intereses como usted mismo.

Por otra parte, creo que en la mayor parte de los casos, ante una decisión difícil, sabemos lo que es más justo desde el principio aunque cueste tomar la decisión y admitirlo. No pierda tiempo, recoja la información que necesite en 10 o 15 minutos y decida.

  1. Priorice

Priorice y gestione bien el tiempo

Una de las características que usted debería desarrollar para aumentar su productividad personal es la de aprender a priorizar. Se trata de un hábito muy relacionado con el de la organización y el de aprender a decir “no” que comentábamos antes.

Aprender a priorizar le ayudará a concentrar toda su atención y energía en lo que realmente es importante y esencial que usted haga en cada momento. Le ayudará a evitar distracciones y a decir no a otras tareas.

  1. Sea puntual

Considero que la puntualidad, además de ser una señal de respeto hacia otras personas, le ayuda a ser más productivo. No se retrase y cumpla siempre que pueda con sus obligaciones y tareas, de este modo tampoco se retrasarán sus momentos de ocio o no tendrá que renunciar al tiempo con su familia y amigos. Conozco a muchas personas, e imagino que usted también, a las que ser puntuales les resulta un verdadero esfuerzo, sin embargo, cuando se empeñan en serlo y convierten la puntualidad en un hábito, jamás vuelven a fallar a su cita.

  1. Aplique la ley del Pareto

ley de pareto¿Conoce la ley del Pareto del 80 – 20? Según esta ley, el 80% de los resultados que obtenemos se basa en el 20% del trabajo. Esta es la esencia de la eficacia. Antes de lanzarse en la realización de un trabajo, trate de averiguar cuál es ese 20 % más importante y concentre sus esfuerzos en él. No se obsesione con el 80% restante. Las personas muy perfeccionistas lo hacen y suelen obtener resultados perfectos, pero en la mayor parte de los casos, no lo hacen a tiempo.

Creo firmemente en los tips que le acabo de comentar para aumentar la productividad personal y considero que la productividad es una característica, necesaria en los emprendedores, que debe entrenarse. Como en una especie de bola de nieve, pequeña y torpe cuando empieza a deslizarse montaña abajo, pero cada vez más fuerte y determinante a medida que avanza hacia el valle.

Utilizar WhatsApp con seguridad

hatsApp tiene sus peligros y engaños. Si sigues estos siete consejos, el riesgo al usar WhatsApp disminuirá. Sígueme, ¡será un recorrido muy rápido!

1. No abras archivos desconocidos

Un amigo te envía el archivo “CuidadoNoMeAbras”. ¿Qué haces tú? Pues abrirlo, claro. ¡Mal hecho! Virus como Priyanka se extienden justamente así.

No abras archivos sin conocer su contenido o razón de ser. Ante la duda, pregunta al remitente. Y si el remitente es desconocido, ignóralo o bloquéalo (salta al punto 2).

2. Desconfía de números desconocidos

A veces recibes mensajes de un número que no conoces. Puede que sea un amigo que no tienes en la agenda. O puede que sea un engaño urdido por un desconocido.

Ejemplo de spam enviado por un número alemán (fuente)

No contestes mensajes si no tienes claro quién te los envía. Si no estás seguro, bloquea al remitente. Sobre todo, jamás hagas clic en los enlaces.

3. No propagues cadenas de mensajes

Quizá las cadenas de mensajes te parezcan divertidas. Para muchos lo son. Pero a veces, al propagarlas, te haces partícipe de estafas y difusión de malware.

No lo hagas. No reenvíes cadenas de mensajes a tus contactos vía WhatsApp. No sabes cuál es su propósito. Vulneran tu privacidad y te dejan en evidencia como pardillo.

4. No te creas los mensajes sobre WhatsApp

¿Qué te parece más probable, que WhatsApp comunique cambios al Señor Pepito y este te reenvíe un mensaje o que WhatsApp te envíe directamente un mensaje en su nombre?

Has acertado, lo más probable es lo segundo. No hagas caso a la rumorología sobre WhatsApp (que si es de pago, que si es gratis, que si mañana cierra…). La única fuente fiable de noticias es la propia compañía que desarrolla WhatsApp.

5. Desactiva la descarga automática

La descarga automática de archivos es cómoda, pero tiene tres inconvenientes: llena la memoria de tu teléfono, gasta conexión… te expone a peligros inesperados, como archivos de contenido desagradable o malware disfrazado.

Dejar esa función activada es una mala idea, lo mires por donde lo mires. Por tu bien, desactiva la descarga automática de archivos. Aquí están las instrucciones para Android, iPhone y BlackBerry.

6. Ten cuidado con los “accesorios”

Cuanto más popular es una aplicación, más accesorios aparecen para la misma. Los hay de todo tipo. Y algunos prometen cosas difícilmente creíbles. En su día pasó con Messenger; hoy ocurre lo mismo con WhatsApp.

Este falso WhatsApp para Facebook creó muchos problemas (fuente)

Ten cuidado con los accesorios, sobre todo si no están en un market oficial de aplicaciones. Los accesorios no-oficiales bajan la seguridad de WhatsApp. Si además son engañosos, es meter malware en tu teléfono o PC.

7. Usa una app más segura

WhatsApp no se diseñó para comunicar con la máxima seguridad. Si no te sientes seguro usando WhatsApp, entonces es mejor que la complementes con otra app de mensajería que use cifrado.