Tipos de pantalla y todo lo que necesitas saber sobre LED, LCD, IPS, OLED.

Aunque no todos lo saben, y son términos que suelen usarse para referirse a tecnologías distintas, una pantalla IPS también es LED, LCD y TFT. Pasa lo mismo con tecnologías como Super LCD. Entonces ¿qué es lo que diferencia uno u otro tipo de pantalla? y ¿qué son todas esas tecnologías?

Los términos dentro del titulo de esta entrada suelen ser usados indiscriminadamente en Internet por estos días. Sin embargo, son mas bien pocas las personas que comprenden la diferencia entre los diferentes tipos de paneles que nos podemos encontrar actualmente en el mercado. LED, LCD, IPS, OLED, Super LCD y AMOLED son solo algunos de los muchos nombres que podemos encontrar para todas estas tecnologías que al final están mucho mas relacionadas entre sí de lo que parece.

Por el modo en que los fabricantes y medios se refieren a todas estas pantallas, sorprende bastante a la mayoría descubrir que esencialmente podemos decir que pueden integrarse dentro de dos grupos. Y para terminar de dejar patente la confusión, no pocos se equivocarían a la hora de elegir a qué grupo pertenece una u otra de estas tecnologías.

Los dos grupos antes citados, en términos simples y lo mas transparentes posibles son LCD y OLED. Sí, todos esos nombres creativos y complicados, algunos derivados de tecnologías que realmente mejoran el funcionamiento de las pantallas, y otros simplemente producto del marketing, son esencialmente todos pantallas OLED o LCD. Pero eso no quiere decir que todas estas pantallas sean exactamente iguales, por lo que tenemos que tomarnos algo de tiempo para comprender algunos conceptos.

Pantallas LCD

retina display Este tipo de tecnología, también conocida como pantalla de cristal liquido, en términos muy simples, funciona de un modo muy parecido a como hacen los títeres de sombra. Así pues, tenemos una fuente de luz que al ser bloqueada en determinados puntos (los píxeles), conforman una silueta, y a gran escala, una imagen. De manera mas especifica, los píxeles están formados por el cristal liquido, que al ser excitado mediante electricidad se vuelve translucido u opaco con la ayuda de un par de filtros polarizantes, y de este modo evitan que los atraviese la luz o cambian el color de esta.

La tecnología LCD como tal no es nada de nueva. Viene dando vida a nuestros gadgets desde los míticos relojes y calculadoras Casio que ya tienen décadas en el mercado. Lo que sí es verdaderamente nuevo son las diferentes tecnologías que han hecho evolucionar el estándar LCD, permitiendole mayores resoluciones, un abanico mas amplio de colores, y tasas de mas altas de refrescamiento de la imagen.

Cuando hablamos de pantallas IPS o TFT también estamos hablando de LCD. De hecho, las pantallas IPS son a su vez un tipo de TFT. Y es que el terminó IPS ganó especial relevancia cuando Steve Jobs lo usó para describir la tecnología que daba vida a la pantalla Retina del iPhone 4 en el momento de su lanzamiento. Por tanto diferenciar pantallas LCD, TFT e IPS es un error muy común.

tft ips

Si queremos comparar pantallas LCD entonces podríamos hacerlo diferenciando IPS de TN. Las TN, aunque poco conocidas son las mas usadas junto, incluso mas que IPS. La diferencia entre una y otra es que la segunda da mejores colores y angulos de visión, mientras que las mas altas tasas de refrescamiento son para TN (o Super LCD, si quieres darle un nombre un poco mas popular).

Por ultimo, quizás te ha de parecer curioso si te digo que las pantallas LED también son LCD. Así es, en este tipo de pantallas los píxeles no están conformados por LEDs independientes, sino que los diodos emisores de luz son la fuente luminosa que sirve de base para que el cristal liquido forme la imagen. Y de nuevo, suele ser este el principal tipo de fuente de luz utilizado, por lo que tenemos que las pantallas Retina son pantallas LCD TFT LED IPS.

Pantallas OLED

OLED Por suerte para mi que intento explicarlo, y para ustedes que ya deben estar hechos un lío con todo este trabalenguas, las pantallas OLED tienen un funcionamiento mucho mas sencillo. En este tipo de tecnología los diodos emisores de luz orgánicos sí que funcionan como píxeles y/o subpixeles independientes que crean una imagen. Algo así como las pantallas hechas de bombillas que se pueden ver en muchos espectáculos.

El tipo de pantalla OLED mas conocido en la actualidad son las AMOLED de Samsung. Que la mayor parte del tiempo es mas un nombre comercial que un verdadero tipo de tecnología única. Y es que dentro de este tipo de pantallas podemos encontrar varias implementaciones OLED como PenTile y Stripe, nombres que hacen referencia al modo en que esta ordenada la matriz de subpixeles (alineados en el caso del primero, y algo mas compactos en el segundo).

Dentro de las pantallas OLED también hay una matriz de subpixeles denominada Quattron, licenciada por de Sharp. En esta se agrega un subpixel amarillo, lo que suma un total de cuatro en lugar de los tradicionales tres. Gracias a este subpixel extra el fabricante asegura se mejora sensiblemente la calidad de imagen y el rango de colores que pueden ser mostrados. OLED no esta sobreexpuesto, LCD esta infraexpuesto para ahorrar energía Finalmente, a la hora de diferenciar las pantallas OLED de las LCD, las primeras destacan por tener colores mas vivos. Suele hacerse referencia a este hecho calificándolo de sobresaturación que produce colores irreales, pero la realidad es que en la mayoría de los casos son los fabricantes de pantallas LCD los que reducen la saturación de Rojo y Verde con la finalidad de disminuir el consumo energético, que también es mayor en estas pantallas.

Los paneles LCD son por norma general mucho mas económicos y fáciles de fabricar, a esto se debe que las vemos en prácticamente cualquier pantalla moderna. En contraposición, OLED, que durante mucho tiempo se nos han vendido como el futuro, aun es una tecnología complicada de fabricar, y aunque ahora son mucho mas asequibles que hace algunos años, en términos de precio siempre salen perdiendo ante LCD.

Otra desventaja de los paneles OLED es que sus subpixeles son menos dinámicos por tratarse de verdaderos diodos emisores de luz, esto hace mas complicado crear tecnologías con altas densidades de píxeles por pulgada sin tener que superponer subpixeles, situación que ciertamente sí puede causar aberraciones en el color.

Y eso es todo. O al menos lo es explicado del modo mas sencillo y digerible que hemos conseguido. Si se te ha quedado alguna duda déjala en los comentarios, y trataremos de arrojar luz sobre el asunto.

¿Que sistema operativo es más seguro? iOS o Android?

La batalla por la supremacía móvil tiene dos contendientes: iOS y Android. Son los sistemas más populares, pero ¿cuál de los dos es el más seguro?

Seguridad móvil, un factor ignorado

Según una encuesta de Motorola, solo un 12% de los compradores tiene en cuenta la seguridad como factor principal a la hora de comprar un teléfono. La gente prefiere fijarse en cosas como la disponibilidad de aplicaciones y la usabilidad, o aspectos mucho más superficiales, como el estilo de los iconos y la fluidez de las animaciones.

Olvidamos que un teléfono ya no es solo una agenda: en sus entrañas almacenamos correos, contraseñas, fotos. El teléfono inteligente es una cajita en la que guardamos nuestra vida. Y no solo nuestra vida, sino también nuestro trabajo: conectamos a redes corporativas, leemos documentos confidenciales y ejecutamos aplicaciones de trabajo.

Para más inri, usamos nuestros móviles ignorando las opciones de seguridad más básicas. Entre un 30 y un 60% de personas no usa sistemas de bloqueo en su teléfono, como el PIN de cuatro dígitos o el patrón de desbloqueo. Opciones más complejas y potentes, como el cifrado de los datos, son ignoradas sistemáticamente.

El escándalo de la NSA ha puesto la privacidad de nuestros datos bajo los focos, y ha urgido a los autores de software a poner un mayor acento en la seguridad en cada actualización. Este despertar incluye, cómo no, a los móviles y sus sistemas operativos.

El duelo por la seguridad: Android 4.3 vs. iOS 7

iOS y Android son el corazón de dispositivos costosos y que contienen una gran cantidad de datos personales. En cada una de sus actualizaciones, tanto Apple (iOS) como Google (Android) se esfuerzan por aumentar la seguridad del sistema a través de nuevas opciones de seguridad, parcheo de vulnerabilidades y mejoras en el sistema.

A veces las cosas salen mal, como ha ocurrido con un bug de iOS 7 que permitía hacer llamadas desde la pantalla de bloqueo. Son accidentes que ponen de manifiesto lo complejo que es cuidar la seguridad móvil, en la que se busca conjugar seguridad y rapidez de uso: se quieren proteger los datos, pero no a costa de la usabilidad.

Si le preguntáramos a Google y Apple, quizá nos dirían que su sistema es el más seguro. Y es lo que está pasando. En declaraciones de Eric Schmidt, ex-CEO de Google, “Android es más seguro”. Por otro lado, Tim Cook, presidente de Apple, subrayó las consecuencias negativas de la fragmentación de Android, que obligan a “tapar agujeros”.

Pero, más allá de opiniones y publicidades, ¿cuál de estas plataformas es más segura para los usuarios? En esta comparativa vamos a poner en el cuadrilátero las dos últimas versiones de ambos sistemas, iOS 7.0.2 (sobre iPhone 5S) y Android 4.3.

Los 5 niveles de la seguridad móvil

Hemos pensado en cinco niveles de seguridad gradualmente más complejos, que engloban aspectos de la seguridad que van desde lo más básico, como el bloqueo de la pantalla, hasta los más avanzados, como el cifrado o el número de vulnerabilidades.

Para la gran mayoría de los usuarios, el Nivel 1 es el único que se conoce y el único que importa, mientras que el nivel 5 solo interesa a los usuarios más avanzados o exigentes. Hay aspectos de los niveles 2 a 4 que pueden interesar a todos los usuarios, pero que generalmente no requieren atención o son automáticos.

Nivel 1: Sistemas de bloqueo e identificación

El nivel de seguridad básico de todo dispositivo móvil, desde el punto de vista del usuario final, es el que tiene que ver con el acceso al teléfono o a la tableta. Sin este nivel, un dispositivo está a la merced de cualquier persona malintencionada.

Android 4.3 cuenta con cinco sistemas de bloqueo de pantalla: deslizar, desbloqueo facial, patrón, PIN y contraseña. Se configuran desde el menú Seguridad > Bloqueo. Por otro lado, iOS dispone de solo dos métodos: deslizar y código PIN.

Deslizar no ofrece ninguna seguridad, y está ahí solo para evitar pulsaciones accidentales. PIN es un código numérico que, si se mantiene en el mínimo (cuatro dígitos), puede adivinarse en menos de un día, pero mientras que en iOS los errores aumentan el tiempo entre intentos, en Android esto no ocurre así. Es más: en iOS hay una opción adicional que permite borrar todos los datos tras diez intentos fallidos.

De los demás sistemas de bloqueo ofrecidos por Android, el reconocimiento facial es el que la misma Google considera menos seguro, ya que se puede engañar fácilmente con una foto. El sistema de patrones (trazar líneas entre puntos) es fácil de recordar y bastante robusto, pero depende de la complejidad del patrón, y las huellas de los dedos son pistas que debilitan su fiabilidad.

El sistema más seguro es el de contraseñas alfanuméricas, pero es el más incómodo de todos y el que cuesta más de configurar bien (recordemos que a la gente no le gusta recordar contraseñas complejas). Por otro lado, desde iOS 7, y solo en nuevos dispositivos, Apple cuenta con Touch-ID, un sistema de reconocimiento de huellas dactilares muy fácil de usar y más fuerte que casi todas las alternativas.

Conveniencia vs. seguridad

¿Cuál es el más seguro? Por cantidad de opciones ofrecidas, Android, pero si tenemos en cuenta la conveniencia de los sistemas de identificación y el nuevo sistema Touch-ID de Apple, el asunto cambia. Conveniencia vs. seguridad es el debate más encendido en lo que a seguridad móvil se refiere. Esta gráfica quizá te ayude a entenderlo:

Puntajes subjetivos de seguridad y conveniencia. Los asteriscos indican la seguridad depende de la complejidad de la contraseña o patrón. En verde, los que tienen ambos

Los dos sistemas de bloqueo más seguros y a la vez fáciles de usar son los patrones (Android) y las huellas (iOS). Los PIN tienen una seguridad baja si se dejan en cuatro dígitos, que es lo habitual, mientras que las contraseñas pueden ser muy seguras, pero su conveniencia baja dramáticamente conforme sube la complejidad.

La batalla, pues, es entre los patrones de Android y el Touch ID de iOS.

El Touch ID de Apple en acción (foto cortesía de iPhoneWorld)

Android ofrece más posibilidades de bloqueo, es extensible mediante apps de terceros y el patrón es un sistema bastante fácil de usar, pero es más vulnerable y algo menos conveniente que las huellas dactilares que lee iOS 7 con Touch ID.

Gana iOS 7 por su equilibrio entre conveniencia y seguridad (gracias a Touch-ID); su enfoque de cara al acceso nos ha parecido el mejor por sencillez y conveniencia.

Nivel 2: Seguridad de las aplicaciones

Una vez analizado el acceso, le toca el turno a las aplicaciones: cómo se obtienen, instalan, autorizan y ejecutan. Los usuarios instalan decenas de apps en sus dispositivos, pero no suelen prestar atención a su seguridad. Por otro lado, ¿qué hacen iOS y Android para garantizar que aplicaciones maliciosas no causen un desastre?

Inicialmente, tanto Android como iOS tienen un enfoque similar, en el sentido de que ambos se apoyan en sus propios mercados de aplicaciones en los que comprueban de forma automática y manual la seguridad de las miles de aplicaciones que se encuentran a disposición del usuario. Ambos sistemas aíslan (“enjaulan”) los procesos en ejecución en un sandbox, lo que evita que una app pueda tomar control de todo el sistema.

Modelo abierto vs. cerrado

La seguridad de ambos ecosistemas o markets es muy alta, aunque se han dado casos de aplicaciones maliciosas que han logrado colarse. Así, por ejemplo, investigadores del Georgia Tech lograron introducir la aplicación Jekyll en el Store de iOS. Pero el malware también puede colarse en Android, y así ha ocurridoen diferentes ocasiones, con apps falsas que no han sido retiradas de Play en mucho tiempo.

Falsas apps en Google Play, un avistamiento muy común (fuente)

En ambos casos estamos situaciones excepcionales, pero mientras que se habla de un 6% de malware en Google Play, en iTunes Store estas cifras son prácticamente nulas (en parte porque Apple no da datos). Android, que cuenta con un 70% del mercado, se ha convertido en el objetivo favorito de los hackers; el 92% del malware móvil le pertenece.

¿Hace esto que Android sea más inseguro?

Presuponiendo un uso normal de Android y que las aplicaciones se obtengan únicamente desde Play o Amazon, el riesgo de malware es tan bajo como el de iOS. Pero mientras que iOS obliga a proveerse de aplicaciones desde su tienda, Android ha adoptado desde el principio una postura mucho más liberal, dejando abierta la posibilidad de instalar aplicaciones e incluso tiendas. Es la puerta de entrada favorita del malware.

Android permite instalar aplicaciones desde fuentes desconocidas

Al ser un sistema más abierto, Android favorece la instalación de apps de terceros. Es peligroso, pero le da una flexibilidad inmensa, que los usuarios de iOS solo pueden soñar o intentar emular a través del jailbreak de sus dispositivos. Esta libertad, sin embargo, tiene un precio, y es la presencia de malware disfrazado de apps legítimas. Malware que ha dado pie, por cierto, a una floreciente industria de antivirus para Android.

Gestión de permisos de las aplicaciones

Una forma de controlar lo que las aplicaciones hacen es a través de un sistema de permisos, que establece a qué datos y partes del dispositivo tiene acceso una aplicación determinada. Tanto Android como iOS cuentan con sistemas de permisos, pero su estilo a la hora de informar al usuario difiere mucho.

iOS solo pregunta al usuario cuando es necesario autorizar el acceso a un recurso concreto. El usuario puede entonces aceptar o rechazar cada uno según le plazca, con la app ya instalada y funcionando.En Android, que informa desde el principio y con gran lujo de detalles sobre los permisos requeridos por una app, la decisión es de tipo “todo o nada”: si el usuario no acepta las condiciones, la aplicación no se instala.

En Android 4.3 se introdujo el control granular de permisos, pero está oculto; para activarlo hay que usar apps como App Ops Starter, que lo vuelven visible. El motivo por el que Google no ha hecho pública ya esta función es misterioso. Se rumorea que podría estar disponible en la versión Android KitKat (4.4).

Gana iOS por su control más estricto de las apps, a cambio de renunciar a la libertad a la hora de instalar aplicaciones. De todas formas, Android está dando pasos muy prometedores en cuanto al control ejercido sobre las aplicaciones.

Nivel 3: Protección de la privacidad

Los dos primeros niveles cubren la seguridad esencial, pero ¿qué pasa con aspectos más subjetivos como la privacidad? Hablamos de cosas como la forma en que se muestran datos en las pantallas de bloqueo o en el envío de datos anónimos –o no- con fines publicitarios. Aspectos que pueden molestar a más de un usuario.

Notificaciones en la pantalla de bloqueo

Poder leer las notificaciones directamente desde la pantalla de bloqueo es algo que Android, de momento, no permite; para lograrlo hay que instalar aplicaciones de terceros. Esto puede resultar incómodo, puesto que requiere desbloquear la pantalla cada vez que uno quiere saber qué ha pasado, pero también es cierto que Android es compatible con notificaciones luminosas vía LED (en móviles que lo permiten).

iOS, por otro lado, muestra notificaciones directamente en la pantalla de bloqueo, y lo hace por defecto. Es posible leer mensajes de correo o de WhatsApp sin desbloquear el terminal, por ejemplo. Las notificaciones de este tipo se pueden desactivar desde el Centro de Notificaciones, que cuenta con opciones personalizadas para cada aplicación que hace uso de esta característica. Punto para iOS.

Anuncios personalizados

Tanto iOS como Android pueden enviar datos para personalizar anuncios. Para algunas personas, esta característica, lejos de ser útil, supone una intrusión inaceptable en la esfera personal. Es como tener una cookie única para todo el móvil.

En Android, esto se controla únicamente desde Ajustes de Google > Anuncios. En iOS, desde el menú de configuración Privacidad > Anuncios y desde el menú de Servicios de Sistema; hay que navegar bastante para desactivarlo todo.

Privacidad de la navegación

Mucho del tiempo que pasamos con nuestros dispositivos transcurre en el navegador web. Los navegadores nativos de iOS 7 y Android 4.3, Safari y Chrome, cuentan con abundantes opciones de privacidad.

Safari, el navegador por defecto de iOS 7, cuenta con opción Do-Not-Track para deshabilitar las cookies trazadoras -potencialmente peligrosas para la privacidad- y el bloqueo de cookies selectivo.

Chrome, navegador de Android, tiene un menú entero dedicado a la privacidad, con Do-Not-Track y opciones para desactivar informes de error, sugerencias y predicciones de acciones de red.

Gana Android por el mayor control que ofrece de las opciones de privacidad de su navegador y por la elección, a mi juicio acertada, de no mostrar notificaciones en la pantalla de bloqueo, si bien muchos usuarios de Android la miran con envidia.

Nivel 4: Seguridad remota del dispositivo

Tienes tu móvil seguro y bien configurado. ¿Qué pasa si lo pierdes o te lo roban? Querrás encontrarlo, situarlo en el mapa o, por lo menos, ordenar el borrado automático de los datos si lo das por perdido.

Con la función “Find my iPhone”, iOS ha sido el pionero de la localización. Al entrar en iCloud, el usuario puede localizar sus dispositivos y su estado (conectado o desconectado), reproducir un sonido y activar el modo pérdida, que muestra un mensaje en pantalla. En casos extremos, se puede activar el borrado remoto.

La interfaz web de Find my iPhone (imagen cortesía de Applediario)

Android introdujo algo similar con el Administrador de dispositivos. Es compatible con una gran variedad de dispositivos Android, y permite localizar los dispositivos en Google Maps, así como reproducir un sonido, bloquear el terminal o borrar los datos a distancia. Sin embargo, no tiene opciones como el mensaje remoto personalizable.

Gana iOS por la cantidad de opciones y datos proporcionados a través de Find my iPhone. El administrador de dispositivos de Android es bastante más limitado (por ahora).

Nivel 5: Seguridad avanzada del sistema

En el último nivel tratamos los aspectos de seguridad más avanzados de iOS y Android, como el cifrado del sistema de archivos o la facilidad para obtener permisos de superusuario en el sistema. Si eres un usuario básico, este punto te interesará poco.

Cifrado de los datos del usuario

A través del cifrado es posible proteger la confidencialidad de los datos. Por ejemplo, puede evitar que un ladrón acceda a tus datos bancarios almacenados en el teléfono.

En iOS, el cifrado está activado de fábrica y se lleva a cabo a través de hardware dedicado, lo que reduce al mínimo el impacto en el rendimiento. Se trata de un cifrado AES de 256 bits muy seguro en la mayoría de situaciones.

En Android, el cifrado es una elección del usuario. La variedad de dispositivos Android ha obligado a que el cifrado se efectúe por software, lo que genera problemas de rendimiento inevitables.

Permisos de superusuario (root y jailbreak)

En cualquier sistema operativo, los permisos de superusuario son esenciales para tener un control completo del sistema. En móviles, permiten instalar aplicaciones no-oficiales, desinstalar apps de fábrica o personalizar el sistema.

Android ha elegido ser totalmente transparente en este sentido. Sus dispositivos se pueden “rootear” sin demasiado esfuerzo, aunque no es necesario para instalar aplicaciones que están fuera de Google Play. El riesgo al rootear es mínimo, y se trata de una operación legal y aceptada por muchos fabricantes.

En iOS, la obtención de permisos de superusuario es parte del proceso de jailbreaking, una operación que se lleva a cabo para obtener una libertad de personalización de la que iOS carece por elección propia y filosofía de diseño. Es legal en muchos países, pero expone iOS a un gran número de peligros e inestabilidades.

Vulnerabilidades y actualizaciones

Las vulnerabilidades son errores en el software que pueden ser aprovechados por malware o atacantes para tomar control del sistema, dañarlo u obtener información.

Según datos de CVEDetails, el número de vulnerabilidades de iOS es mucho mayor que el de Android (sin tener en cuenta las vulnerabilidades de los navegadores). Puede apreciarse en esta gráfica:

Número de vulnerabilidades descubiertas en Android y iOS por años (fuente: CVEDetails)

Este dato no indica mucho: a pesar del gran número de vulnerabilidades de iOS, la cantidad de aplicaciones que pueden explotarlas es mínimo debido al férreo control que Apple ejerce sobre el mercado de aplicaciones (control que queda anulado con el jailbreak, de ahí el nerviosismo ante esa maniobra en iOS).

Así que no es que iOS sea menos seguro, sino que no tiene urgencia para tapar esas vulnerabilidades. Urgencia que sí tiene Android, por otro lado. Y es que hay otro factor a tener en cuenta cuando hablamos de vulnerabilidades, y es el parcheo de las mismas. Al controlar los dispositivos, Apple puede parchear las vulnerabilidades de inmediato a través de una nueva actualización que llegará a los dispositivos sí o sí.

Esto en Android solo ocurre con la gama Nexus: otros fabricantes liberan las nuevas versiones cuando les parece oportuno, lo que obliga a muchos usuarios a cambiar la ROM de su dispositivo. Por suerte, Android está solucionando ya muchos problemas saltando la barrera de los fabricantes con actualizaciones a través de Google Play.

Gana iOS gracias al mayor control que ejerce sobre los dispositivos, lo que le permite enviar actualizaciones rápidamente a todos los usuarios y cifrar datos sin esfuerzo. Pero Android está trabajando en mejorar todos estos aspectos de manera espectacular.

Veredicto: gana iOS, pero con menos libertad

En general, tanto Android como iOS son sistemas operativos excepcionalmente seguros. Ambos apuestan por medidas de seguridad activadas por defecto y por no sobrecargar usuarios y desarrolladores con decisiones ambiguas. El enfoque, sin embargo, difiere en algunos puntos, sobre todo en el del control de las funciones.

Apple declara en la guía iOS Security que iOS tiene una seguridad transparente para el usuario; sin embargo algunas características, como el cifrado de datos, no se pueden configurar. Es una estrategia a prueba de errores compatible con su estrategia de cara al usuario -sencillez- y su estrategia de cara al hardware -optimización máxima-.

Android, por otro lado, ofrece al usuario un mayor grado de control no solo por cuestiones ideológicas sino también debido a la fragmentación existente en el parque de dispositivos: activar el cifrado, por ejemplo, tiene un impacto negativo en el rendimiento por ejecutarse vía software, lo contrario de lo que hace Apple, que cifra vía hardware.

iOS es un sistema más seguro para todo tipo de usuarios, a cambio de renunciar a algunas libertades que el usuario puede valorar mucho, como la posibilidad mover datos fácilmente o instalar aplicaciones no-oficiales. Con iOS renuncias a una mayor libertad a cambio de pensar menos en la seguridad; con Android, tienes que obligarte a ti mismo a pensar en qué estás haciendo.

Desde el punto de vista de usuario; Android 4.3 vs iOS 7

El lanzamiento de iOS 7 por parte de Apple es realmente interesante. Para los usuarios de iOS no sólo es una actualización del sistema operativo, sino que también cambia profundamente la interfaz y la experiencia del usuario.

Personalmente, considero que iOS 7 es la respuesta de Apple al lanzamiento de la versión Ice Cream Sandwich de Android. Es una revisión completa de la interfaz, que además enriquece la experiencia del usuario.

Las características principales no han cambiado, como la disposición en cuadrícula de carpetas y apps, pero al agregar el Centro de Control y Siri desde la misma versión Beta, Apple muestra que es consciente del ambiente cambiante en que se mueven las aplicaciones móviles. Aunque es fácil señalar que Apple copió funciones que se encontraban desde antes en los dispositivos Android, los dos sistemas operativos van a seguir coexistiendo.

Mientras los programadores creen apps para ambas plataformas, la elección entre los dos sistemas operativos tiene que ver más con gustos personales que con las prestaciones de cada uno.

Pero, ¿cuál es la situación de iOS 7 al compararlo con Android?

Pantalla de Inicio

iOS 7

La interfaz de usuario de iOS 7 ha sufrido un gran cambio respecto de iOS 6. El nuevo sistema incluye fondos de pantalla dinámicos que se mueven de acuerdo al acelerómetro, además los fondos de pantalla personalizados también son capaces de moverse levemente y las fotos tomadas en modo panorámico, por medio de la app Camera predeterminada, también tendrán movimiento. Sin embargo, si no te interesan los fondos de pantalla dinámicos, puedes establecer otros más de tu gusto.

El nuevo diseño plano de iconos y menús ha generado mucho revuelo. Aunque se ha abandonado el estilo skeumórfico, en general el sistema operativo se ve muy elegante, dado que Apple se preocupó por rediseñar los iconos y renovar su apariencia.

Una característica que se mantiene para las apps y las carpetas es el sistema de cuadrícula. Sin embargo, Apple ahora permite múltiples páginas dentro de las carpetas, de manera que cada una podrá contener más de nueve apps. Dentro de las carpetas aún puede haber cierto desorden, pero al menos tendrás todos tus juegos dentro de una sola, en vez de tenerlos diseminados por varias. También diseñaron las carpetas para pantallas más pequeñas, pero como se ve más arriba, las carpetas de un iPad tienen mucho espacio sin usar.

Android

En su versión 4.0 (Ice Cream Sandwich), Android implementó el diseño Holo para darle una apariencia uniforme al sistema operativo y continua de la misma manera en la versión 4.3, donde el tipo de letra Roboto fue utilizado en más aplicaciones de terceros. Por otro lado, si no te agrada el lanzador predeterminado, puedes instalar un lanzador de terceros para cambiar la apariencia del sistema. Existen muchos temas, como KakaoHome y Facebook Home, que modifican profundamente la interfaz de tu dispositivo Android.

Siempre ha habido más opciones de personalización en Android que en iOS. La posibilidad de colocar aplicaciones y widgets en múltiples pantallas de inicio es increíble. De hecho, en lo referente a widgets, Android supera a iOS. Aunque es verdad que muchos de ellos son inútiles, el widget de Google Now es una excelente fuente de información si utilizas una gran cantidad de servicios de Google en cualquier plataforma.

Android 4.3 también dispone de carpetas, solo que en este caso las apps están dispuestas en una cuadrícula, por lo que no es necesario ir pasando páginas. Aunque este diseño puede llegar a saturar las carpetas, también hace posible agregar más aplicaciones. Otra ventaja de Android es que ofrece un gran nivel de minimalismo, gracias al cual incluso es posible quitar todas las apps de tu pantalla de inicio.

Notificaciones

iOS 7

Fueron introducidas en iOS 5 y su usabilidad todavía no está muy desarrollada, debido a que por el momento sólo brindan información. La interacción también es limitada porque solo permiten ejecutar la app correspondiente, pero no puedes hacer nada más que descartar las notificaciones. Si permites que demasiadas aplicaciones envíen notificaciones, es posible que recibas una gran cantidad en muy poco tiempo.

Un ventaja es que los eventos programados se indican en la aplicación Calendario, que se sincroniza con otros dispositivos y redes sociales, y las notificaciones se muestran rápidamente. Las alertas personalizadas se pueden mostrar por medio de un aviso ubicado en el centro o en la parte superior de la pantalla. Por último, permitir que las notificaciones aparezcan en la pantalla de bloqueo es una excelente manera de ver las alertas al instante.

Apple aún está intentando mejorar la usabilidad en lo que respecta a notificaciones. El punto clave es que al ser una función interna de iOS, como lo es el compartir por Twitter, la compañía no desea exponer el sistema operativo a desarrollos de terceros.

Android

Las notificaciones en Android se han convertido en un método muy fácil para interactuar rápidamente con las aplicaciones que se sincronizan con otros dispositivos y redes sociales. Obviamente, las aplicaciones más integradas son las apps de Google, pero las redes sociales como Twitter y Facebook también han mejorado a lo largo del tiempo.

Corre el rumor de que Android pasará a ser en su totalidad un sistema de código abierto, para permitir que las aplicaciones de terceros no solo ejecuten la app correspondiente, sino que también puedan realizar otras acciones por medio de las notificaciones. Los dispositivos con Android 4.1+ soportan Google Now y las notificaciones enviadas por este componente de Google Search son muy útiles, ofreciendo seguimiento de paquetes e información sobre vuelos.

Actualmente, Android lleva la delantera en lo que respecta a las notificaciones, las cuales van a ocupar un lugar importante en los sistemas operativos móviles. Esto se debe a que es mucho más simple leer un breve mensaje en lugar de ejecutar y revisar constantemente una aplicación.

Configuración rápida

iOS 7

La primera vez que vi el Centro de Control en una temprana beta de iOS 7, quedé confundido. No era claramente distinguible de qué se trataba cada icono, en particular el cronómetro. Sin embargo, reunir las opciones de configuración más comunes en un menú de fácil acceso es útil para todos los usuarios. Ser capaz de activar el modo Avión, No Molestar o la rotación de la pantalla es más práctico que abrir configuración y seleccionar las diferentes opciones.

Aunque no queda claro por qué Apple colocó los controles de audio en la configuración rápida, dado que los controles aparecen incluso cuando no suena música. Si las opciones de configuración permanentes tenían la intención de mantener el diseño fijo y estable, creo que funcionó, pero por otro lado parece un desperdicio de espacio cuando no estás reproduciendo nada. Los desarrolladores de aplicaciones deberán asegurarse de que al deslizarse hacia arriba o hacia abajo en sus apps no se activen por error las notificaciones o el Centro de Control.

A pesar de todo, los usuarios de iOS pueden activar las configuraciones más comunes mucho más rápido.

Android

Al observar mi tablet Android, me sorprende ver como no uso la configuración rápida de Android, sino los widgets. Una gran diferencia es que el menú de Android se concentra en la configuración del sistema y no en las apps, de las cuales se encarga el menú de notificaciones.

Puedes controlar el brillo, Wi-Fi, rotación y el modo Avión, entre otros. En caso de que sea necesario modificar otras opciones, también puedes hacerlo desde el menú.

La configuración rápida de Android es en general útil, pero dado que es posible acceder a las mismas opciones comunes desde un widget, no utilizar el menú desplegable no implica ningún problema.

Seguridad

iOS 7

La nueva actualización del sistema de seguridad de iOS 7 es un lector de huellas dactilares intregado con el iPhone 5S, que permite al usuario utilizar su dedo para desbloquear el dispositivo. Anteriormente, la única opción de seguridad por software era una contraseña o palabra clave para el iPad. Incluso con Find My iPhone, las opciones de seguridad integradas en los dispositivos Apple no son tan robustas como deberían ser.

Android

Hay múltiples opciones de seguridad en Android 4.3. Además de simples bloqueos de pantalla, el desbloqueo facial, mediante patrón, con PIN y contraseña, son diferentes métodos para asegurar tu dispositivo El lanzamiento de Android Device Manager también ofrece la posibilidad de borrar tu dispositivo si fuera robado o perdido, pero cuando se trata de la seguridad integrada dentro del mismo, Android posee algunas opciones más.

Una cuestión personal

iOS 7 podrá ser una actualización desde el punto visual, pero retiene lo principal de las versiones anteriores. Fue renovado tanto en su funcionamiento interno como en la experiencia de uso, y aunque no se observe a simple vista, te permite mejorar la forma en que trabajas con iOS.

Android continúa perfeccionando el sistema operativo introducido en Android 4.0. Dado que no está avazando más allá de la designación 4, Google no considera a las actualizaciones que está presentando lo suficientemente importantes como para alterar el número de versión. Se avecina Android 4.4 KitKat y Google está combatiendo activamente la actual fragmentación por medio de Google Play Services.

Mientras que anterioremente era fácil argumentar a favor o en contra de cualquiera de los dos sistemas operativos, en este momento ambos brindan aproximadamente las mismas prestaciones en cuanto a productividad, funcionalidad y comunicaciones. Los detalles específicos de cada uno no tienen tanto peso como antes.

Elijas Android o iOS, en ambos casos vas a encontrar soluciones adaptadas a tus necesidades.

Soluciones de actualización con SSD

Soluciones de actualización con SSD

Si usted ha estado pensando acerca del
almacenamiento, ya sabe que los SSD son
una opción popular en estos momentos rendimiento
y ofertas que superan a las unidades de disco duro
tradicionales, sino que también son más fiables.
Sus precios siguen bajando para que pueda obtener
más capacidad que nunca. Si tiene un Mac Pro o equipo Windows, usted puede conseguir un par de 2,5 ” SSD
(más adaptadores necesarios) e instalarlos en las
bahías de unidad vacías (si la hay) , pero la interfaz SATA
de 3 Gb / s en el equipo no va a soportar los 6 Gb / s
de los SSD actuales. Actualmente, puede solicitar
tarjetas adaptadoras eSATA , con soporte de almacenamiento SSD externo, pero vienen con
exceso de equipaje como los  adaptadores de
corriente y los tediosos  cables . Sonnet ha diseñado las grandes alternativas – las Tempo SSD y SSD Pro. Son rápidas, a  6Gb / s SATA que le permiten conectar una amplia gama de discos SSD 2,5 ” e instalar el conjunto perfectamente en una sola ranura PCIe , sin cables o controladores adicionales.
A diferencia de otras tarjetas PCI Express SSD ,
que se basan en módulos propietarios de SSD ,
las Tempo SSD y Tempo SSD Pro usan SSD
estándar de 2.5 ” SATA lija. Esto le permite el
egir entre la más amplia variedad de SSDs ,
y comprar los que mejores adaptarse a su capacidad y necesidades de rendimiento
mientras se trabaja dentro de su presupuesto . AHCI cumplimiento asegura la instalación de la tarjeta es sencillo a colocar sus SSDs con los tornillos incluidos, instale la tarjeta en una ranura PCIe disponible, y encender sus computadoras – los controladores necesarios se instalan automáticamente,  incluso se puede instalar el software del sistema operativo y arrancar directamente desde un disco SSD.

¿Puertos Thunderbolt? Soluciones SSD

¿Tienes una conexión Thunderbolt, pero no hay
ninguna ranura PCIe? las Tempo SSD están
optimizadas para su uso en los Sonnet Echo
Express SE II y Eco Express III Thunderbolt chasis
2-to-PCIe tarjeta de expansión, y XMAC mini-server
expansión PCIe 2.0 en un tamaño de1U rack
diseñados para Mac mini con puertos Thunderbolt.
Estas tarjetas Sonnet son compañeros perfectos
para la captura de vídeo profesional y el procesamiento de audio digital o tarjeta
aceleradora DSP, proporcionando almacenamiento rápido en la misma caja!

Tempo SSD Pro
Prestaciones a la última – Tempo SSD Pro es una
tarjeta de altura completa de larga duración a la que
se le pueden conectar 2 SSD. Si usted tiene el espacio
y necesita el mejor rendimiento posible, esta es la tarjeta ideal. Esta tarjeta tiene el rendimiento necesario para proporcionar velocidades de
lectura de hasta 960 MB / s de un par de discos
SSD configurados como RAID 0. Está respaldado
por la garantía de Sonnet Pro  de 5 años.

Tempo SSD
Modular y versátil- las Tempo SSD cuenta con un diseño modular único. Fuera de la caja, esta
solución Sonnet diseñado para tarjetas de
media longitud a la que se añadan 1 SSD.
Con la placa de extensión incluida, la Tempo
SSD se transforma en una tarjeta de larga
duración a la que se puede instalar un SSD adicional. Agregar el segundo SSD le permite mejorar el rendimiento y seguridad de datos mediante la explotación de OS X o las características de Windows RAID. Esta tarjeta ofrece velocidades de lectura de hasta  660 MB/s con un par de SSD configurados en  RAID 0.

 

•    PCIe card with high-performance SATA SSD controller
•    Read speeds up to 960 MB/s (Tempo SSD Pro) or 660 MB/s (Tempo SSD)
•    Soporta discos estandar de 2.5″ SSD
•    Optimizados para máximas prestaciones a través de  Thunderbolt
•    Bootable sobre OS X, Windows 8 y 7
•    Soporta OS X y Windows RAIDs
•    Monitorización de la salud de los discos S.M.A.R.T. data reporting

Por qué no se debe instalar iOS 7 en un iPhone 4?

iOS 7 y iPhone 4 parecen ambos una buena elección. La release de iOS 7 hace ya un tiempo que están en el mercado. Su rediseño suave, que ya iba siendo necesario, y la optimización del sistema para muchas de las aplicaciones hacen justicia a una agradable experiencia. Los usuarios de iPhone 4, sin embargo, podrían no estar tan de acuerdo.

iOS 7 en iPhone 4

Con la llegada de iOS 7 y iPhone 4 de todos los rincones del planeta, solo ha sido cuestión de tiempo que cada cual realizara su propia comprobación en la optimización de su dispositivo. Y los resultados en performance han sorprendido un poco a los más optimistas. iPhone 4 no funciona tan bien como esperábamos con el nuevo iOS. Aunque ya os hemos hablado sobre el nuevo iOS 7 y iPhone 4 sobradamente, además de todas las ventajas que traen consigo, si eres un fanático de los FPS y opinas lo mínimo que puedes pedirle a tu iPhone es un funcionamiento óptimo y perfecto, nos gustaría darte algunas cifras para que no te lleves sorpresas desagradables.

iPhone 4 no supera los 210 puntos mientras que iPhone 5 sobrepasa los 1290Un test de benchmarking realizado mediante un software especializado, como Geekbench por ejemplo, nos ayudará a obtener algunos números indicativos sobre iOS 7 y iPhone 4. Tras hacer las pruebas pertinentes observamos que iPhone 4 no es capaz de superar los 214/210 puntos (para un solo núcleo y multinúcleo respectivamente). En iPhone 4S (y su procesador Apple A5) podemos comprobar una puntuación de 217/411. Una diferencia que se nota ligeramente. Con iPhone 5, sin embargo nos toparemos con una puntuación de 720/1294. Es una muy buena marca para un dispositivo.

Acorde a las pruebas con Geekbench sobre iOS 7 y iPhone 4, los test de velocidad de las aplicaciones han dado resultados bastante llamativos. Ahora, cada vez que abras tus mensajes tardarás 2,80 segundos en poder leerlo en vez de los 1,57 (más o menos) de antes. Igualmente pasará si quieres sacar una fotografía y tendrás que esperar 0,73 segundos más. Extremadamente molesto puede resultar tener que esperar 2 segundos más para poder hacer una llamada o, incluso, hasta 14 segundos en el reinicio. Podéis ver en la siguiente tabla más detalles sobre los tiempos.

Aplicación iOS 6 iOS 7 Dif. (Segundos)
Reseteo 31,14 45,13 13,99
Teléfono 0,67 2,37 1,7
Mensajes 1,57 2,8 1,23
Safari 1,13 2,05 0,92
Cámara 1,9 2,63 0,73
Configuración 1,31 1,88 0,57
Calendario 1,23 1,78 0,55
Mail 1 1,5 0,5

iOS 7 y iPhone 4, una combinación muy lenta

Los test señalan que salvo contadas excepciones, iOS 7 funciona peor en iPhone 4En general, iOS 7 y iPhone 4, funcionan en conjunto, más lentamente a nivel de aplicaciones como podéis comprobar. Además, otros test refuerzan estos resultados. En potencia 3D tanto 3D benchmark como Bonsai benchmark arrojan unas cifras apabullantes. Bonsai declara como claro vencedor a iOS 6 (con más de 3000 puntos) en comparación con iOS 7 (750 puntos) mientras que 3D benchmark nos muestra un ratio de 15 FPS al comprobar la potencia 3D en iOS 7 y de 27 FPS en iOS 6, casi el doble. Comprobando más test veremos que, salvo contadas excepciones, iOS 7 funciona ligeramente (o flagrantemente, según a quien le preguntes) peor en iPhone 4.

No obstante, existen muchas otras razones para disfrutar de iOS 7 y iPhone 4 al mismo tiempo por lo que no solo estos números deberían sentenciar tu decisión. Piénsatelo detenidamente: nuevas características vs perfomance: ¿qué vas a elegir?. En caso de que tu dispositivo sea un iPhone 4S, las diferencias se reducen drásticamente y la experiencia no se ve tan mermada, por lo que a partir de esta gama la decisión es casi definitiva. Ni que decir tiene que con iPhone 5 no hay más que hablar. Siempre te puedes declarar en rebeldía, claro, aunque no te lo aconsejamos.

¿Comprar Windows 7 Home Premium o Windows 7 Professional?

¿Qué tiene Windows 7 Professional que no tenga Home Premium?

  • Modo Windows XP (XP Mode)
    Permite tener Windows XP “dentro” de Windows 7 Professional. Así podrás instalar y usar en ese entorno cualquier programa para Windows XP no compatible con Windows 7.
  • Cifrado de archivos
    Protege de modo práctico y sencillo los contenidos más sensibles de tu disco duro.
  • Copias de seguridad avanzadas
    Con Windows 7 Professional puedes almacenar en una red las copias de seguridad que hagas de tu equipo.
  • Características mejoradas para redes de computadoras
    Entre ellas están el cambio automático de la impresora predeterminada en redes distintas, o la opción de unirse a un dominio o conectarse de modo remoto a un PC a través de Internet o de una red.

Cosas a tener cuenta

No es imprescindible tener integradas en Windows todas estas opciones, aunque resulte práctico.

Casi siempre podrás recurrir a software de terceros. Por ejemplo para el cifrado, hacer copias de seguridad en red o conectarse a un PC de modo remoto.

Pero piensa que quizá eso resulte más caro que decidirse por Windows 7 Professional. Es cuestión de echar cuentas y ver si la diferencia de precio entre ambos Windows permite comprar los programas adicionales que puedas necesitar.

Cuanto le cuesta a Apple fabricar el iPhone 5S? Le cuesta unos 220 dólares.

Según un informe de IHS Suppli que ha publicado All Things Digital, el coste estimado del iPhone 5S está tres veces por debajo del precio de venta del terminal, es decir, que los componentes un iPhone 5S de 16 GB tienen un coste de sólo 199 dólares. Según otro informe realizado por iSuppli , el coste de los componentes del iPhone 5C de 16 GB es de sólo 120 euros, mientras que el del iPhone 5S de la misma capacidad es de sólo 147 euros.

Apertura iPhone dolares Fabricar el iPhone 5S sólo le cuesta a Apple unos 220 dólares

Por supuesto, estos informes no incluyen otros costes involucrados en la fabricación de los smartphones, desde el desarrollo del producto, los costes de ensamblaje, costes del desarrollo del software, así como los costes del márketing, las ventas, distribución, etc.

Según el informe de IHS Apple gasta al menos 191 dólares en los componentes del iPhone 5S de 16 GB y hasta 210 dólares en el caso del modelo de 64 GB. El precio del ensamblaje es de unos 8 dólares por unidad, lo que suma un total de entre 199 y 218 dólares. Este coste está muy cerca del estimado para el anterior modelo, el iPhone 5, al que IHS atribuía un coste de unos 205 dólares.

La primera conclusión es que sin duda, Apple ha sabido como fabricar un producto con buenos márgenes, ya que el iPhone 5S tiene un precio en Europa de entre 699 euros (el modelo de 16 GB) y 899 euros (para el modelo de 64 GB) como terminales libres (precios con el IVA incluido, claro). Además, ha sido capaz de fabricar un nuevo modelo con mejoras importantes como la cámara o el lector de huellas con un precio que es sólo 5 dólares mayor que el del modelo anterior.

Despiece iPhone 5s Fabricar el iPhone 5S sólo le cuesta a Apple unos 220 dólares

Economías de escala

La lista de materiales incluye unos 41 dólares por la pantalla del iPhone 5S, 32 dólares por los chips RF (encargados de las conexiones de datos), 7 dólares por el lector de huellas dactilares, y 19 dólares por el chip A7 diseñado por Apple y fabricado por Samsung (mientras que para el procesador A6 del iPhone 5C se estima un coste de 13 dólares).

Además de los buenos márgenes que Apple es capaz de obtener de sus teléfonos, en la disección y el informe elaborados por IHS llama la atención el gran parecido interno entre los dos nuevos modelos de iPhone 5, que se diferencian sólo en el procesador, algunos chips como el coprocesador M7o el tipo de memoria y el lector de huellas (el informe no hace mención  alas diferencias entre los módulos de cámara y el doble flash).

Por último otro de los elementos que destaca el informe es el hecho de que Apple perece haber invertido mucho esfuerzo en la combinación de chips RF, haciendo que los proveedores de estos le ofrezcan soluciones que no dan a otros fabricantes. Así, si el iPhone 5 conseguía funcionar con 5 bandas LTE (4G), los nuevos modelos soportan hasta 13 bandas, algo que no consigue ningún otro móvil. Este trabajo puede llegar al objetivo final de tener un iPhone capaz de funcionar con todas las frecuencias de conexiones y operadoras, lo que mejoraría todavía más las economías de escala de Apple.