Abrir y recuperar archivos antiguos

Los archivos envejecen, y envejecen muy mal. Mientras que un documento de papel se puede leer mientras siga intacto, un archivo incompatible o corrupto nada dice acerca de sus contenidos, al menos no hasta que apliques algunas técnicas de recuperación de datos y arqueología informática.

Busca  ese viejo disquete que guardas en el cajón. O aquel disco duro antiguo.  O incluso una de esas viejas cintas en las que solías hacer las copias  de seguridad. Si consigues acceder a sus carpetas, la probabilidad de  que te encuentres con archivos que eres incapaz de abrir es muy alta.

Voy a explicarte cuáles son las razones más habituales por las que los archivos antiguos son tan difíciles de abrir y qué puedes hacer para rescatar su contenido total o parcialmente. Ya verás que para ser un arqueólogo digital no hace falta látigo ni tampoco sombrero, pero sí algo de paciencia y habilidad. Sigue leyendo